jueves, febrero 23, 2006

Un análisis de la OCU detecta agua no potable en las muestras recogidas en 6 ciudades españolas

Atención, porque este estudio va a traer mucha cola.

La Organización de Consumidores y Usuarios ha realizado un estudio sobre la calidad y precio del agua de grifo en 50 capitales de provincia. La conclusión más relevante es que las muestras de agua de grifo de las ciudades de Cáceres, Ciudad Real, Zamora, y parte de Alicante, Ávila y Murcia (estas 3 ciudades tienen zonas con abastecimiento diferentes), recogidas en otoño, no eran potables por exceso de trihalometanos. Las conclusiones íntegras de dicho estudio se publican en la revista OCU-Compra Maestra del mes de marzo.

En las muestras de agua recogidas por la OCU se detectaron trihalometanos, compuestos volátiles orgánicos que surgen como consecuencia de la reacción de la materia orgánica que transporta el agua sin tratar con el cloro empleado en la planta potabilizadora para su desinfección. Está demostrado que su ingesta en cantidades excesivas y de forma continuada causa daños hepáticos y renales y que, según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, dos de estos compuestos: el cloroformo y el bromodiclorometano, son “posiblemente cancerígenos”.

Pues bien, las muestras recogidas en las ciudades de Cáceres, Ciudad Real, Zamora y parte de Alicante, Ávila y Murcia superan el límite de trihalometanos establecido por la legislación vigente (150µg/l), y por tanto no serían potables. Y además, otras 15 muestras de agua superan los límites recomendados por los expertos para garantizar la protección sanitaria de los consumidores y que serán los máximos permitidos a partir de 2009 (100µg/l). La Organización considera lamentable la presencia de trihalometanos en el agua de consumo porque ya advirtió en 2002 del problema de estas sustancias y porque la solución a este grave problema es relativamente sencilla: instalar filtros de carbón activo en la planta potabili z adora.

La OCU analizó otros parámetros que determinan la calidad del agua.

La conductividad, porque su presencia por encima de los niveles admitidos puede provocar problemas de corrosión en conducción de aparatos y otros problemas domésticos: los análisis de la OCU revelaron una alta conductividad en varias ciudades de la costa mediterránea. Los nitratos, porque sus consecuencias sobre la salud de los niños pueden ser graves: los niveles detectados han sido mínimos en todas las muestras analizadas.

La turbidez, partículas que, además del rechazo visual, pueden actuar impidiendo la acción de los productos desinfectantes de la planta potabilizadora: se ha encontrado en las muestras de Ávila (norte), San Sebastián, Orense y Huesca.

La geosmina, porque genera sabor desagradable, típico a tierra o humedad: se ha encontrado en las muestras de Bilbao, Alicante, León, Valencia, Murcia y Santander.


Meneame Del.icio.us




Links a este post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?