lunes, marzo 13, 2006

La CHD acusa a la Junta de convertir a Castilla y León en un "agujero negro" en materia de depuración de los ríos

La presidenta de la Confederación Hidrográfica del Duero, Helena Caballero, responsabilizó hoy a la Junta de Castilla y León del deficiente estado de depuración de sus ríos y, gráficamente, denunció que la Comunidad se ha convertido en un auténtico "agujero negro" en dicha materia, fundamentalmente por el reiterado incumplimiento del Ejecutivo regional a la hora de poner en marcha el denominado canon de saneamiento.

Caballero, quien avanzó hoy las directrices de lo que será el nuevo Plan Hidrológico de Cuenca, que sustituirá al actual y que habrá de estar aprobado en 2009, aprovechó para cargar sus baterías contra la política de la Junta, a la que achacó la deficiente calidad de las aguas de los ríos castellanoleoneses.

"El saneamiento en Castilla y León, algo que es competencia de la Administración regional, es deficiente porque hay muchos vertidos sin depurar y buena parte de los municipios no pueden construir depuradoras o mantener las construidas", advirtió Caballero, quien, en declaraciones recogidas por Europa Press, atribuyó esta situación a que en esta Comunidad, a diferencia de otras, no se ha puesto en marcha el denominado canon de saneamiento.

"Fue un compromiso adquirido en 1995 en el anterior plan de saneamiento y volvió a ser comprometido por Juan Vicente Herrera en su programa electoral para la presente legislatura", pese a lo cual, según denunció la responsable de la CHD, el canon de saneamiento sigue hoy sin aplicarse y ello ha privado de los fondos necesarios con los que financiar la construcción o ampliación de infraestructuras de saneamiento y, sobre todo, ha imposibilitado ayudar a los pequeños municipios a mantener sus depuradoras.

La mejora del estado ecológico de las aguas, tanto superficiales como subterráneas, será uno de los objetivos prioritarios del nuevo plan de cuenca que la CHD, a instancias de la Directiva Marco del Agua (DMA) aprobada en 2000, ha comenzado ya a elaborar con el fin de que pueda estar concluida y aprobada antes del 22 de diciembre de 2009.

El nuevo marco normativo regirá en todos los países de la UE, será el que fije la gestión del agua en los próximos 20 años y, a diferencia del aún vigente, ya no primará la cantidad sobre la calidad sino al revés.

Además, y también como otra de las principales diferencias, el nuevo plan de cuenca abrirá cauces de participación con nuevos interlocutores directamente implicados en la gestión del agua, tales como usuarios, asociaciones de vecinos, científicos, organizaciones agrarias, sindicales, empresarios, consumidores, asociaciones ecologistas...etc.

Así, de manera inmediata la CHD tiene previsto abrir un proceso de consultas con todos estos colectivos, con la constitución de cinco mesas sectoriales, que dará lugar, antes de diciembre de 2006, a la redacción de un documento síntesis que servirá de base para la elaboración del nuevo Plan Hidrológico de Cuenca. "Aunque parezca un tanto etéreo, lo relevante del nuevo plan es que incorpora criterios de sostenibilidad y la participación ciudadana de abajo arriba", puntualizó Caballero.

Meneame Del.icio.us




Links a este post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?