jueves, mayo 04, 2006

Fenosa renuncia a minicentrales en el Ulla por la presión social

Mario Beramendi. La Voz de Galicia

La intermediación de la Xunta y la fuerte presión vecinal liberarán a la sobreexplotada cuenca del río Ulla de contar con más minicentrales hidráulicas. Unión Fenosa pactó ayer en Santiago con la Consellería de Medio Ambiente la renuncia a explotar cuatro saltos en esa zona. La eléctrica declinó hacer cualquier valoración económica de este abandono, y vinculó la decisión a cuestiones sociales. Las recurrentes protestas ciudadanas, según Fenosa, la han empujado a no caminar contra el sentimiento de estos colectivos. «No se trata de ninguna valoración de números. Queremos que nuestros proyectos tengan respaldo social», declaró ayer Luis Díaz, director general de Unión Fenosa en Galicia.

Pese a los motivos de respeto al medio ambiente a los que apela la eléctrica, lo cierto es que las minicentrales hidráulicas representan un pequeño porcentaje de la producción anual de Fenosa en Galicia. El grueso lo absorbe el carbón, con el 45%, y las energías de régimen especial, con un 15%.

Tras el protocolo suscrito con Medio Ambiente, Fenosa explicó que en los últimos años se ha granjeado una imagen de depredador de los ríos que no se corresponde con la realidad. «Nosotros sólo generamos el 39% del total de la energía hidráulica en Galicia», explicó Luis Díaz.

Con este acuerdo, la consellería ya ha conseguido frenar la instalación de 17 minicentrales en la cuenca del Ulla. A las cuatro a las que renuncia Fenosa hay que sumar seis saltos que estaban otorgados por el anterior Gobierno, y que han sido anulados mediante resoluciones de la Xunta; y otras siete solicitudes en trámite, que fueron frenadas por un decreto de Medio Ambiente.

A pesar de que las empresas apelan a la conciencia ecológica, lo cierto es que la proliferación de molinos de viento y las escasez de lluvias han provocado un vuelco en la generación de electricidad en Galicia. El año 2005 se cerró con un dato histórico al aportar la energía eólica más producción que la hidráulica. Al declive de esta modalidad no sólo ha contribuido la sequía.

El Gobierno bipartito, desde su llegada al poder, ha ordenado la paralización de 32 expedientes de minicentrales y ha suspendido otros 49 saltos ya autorizados y que todavía estaban sin explotar.

Meneame Del.icio.us




Links a este post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?