domingo, agosto 13, 2006

Editorial en el diario Levante

El agua como arma electoralista

La guerra del agua vivió ayer una nueva refriega plagada de gestos efectistas pero no demasiado efectivos por parte de populares y socialistas. El Consell presidido por Francisco Camps celebró una reunión imprevista para aprobar un rimbombante plan de «emergencia» contra la sequía dotado con 43 millones de euros. Pero, lejos de presentar grandes novedades, este paquete de medidas se limita a recopilar ahora en un solo lote obras presupuestadas desde el año pasado y no ejecutadas, en algunos casos, o actuaciones ya directamente inauguradas, en otro. Es decir, se ha limitado a envolver con celofán nuevo un juguete ya usado. Los socialistas liderados por Joan Ignasi Pla, por su parte, han decidido convocar a todos sus alcaldes para aplicar desde los municipios que gobiernan medidas de ahorro de agua que, a su juicio, debería adoptar el Consell en un decreto que se resiste a elaborar. Una iniciativa sin duda loable, pero que choca con la realidad de los hechos conocida hasta ahora: tal como este diario revelaba el jueves pasado, los municipios gobernados del PSPV -como tampoco los del PP- no han tomado, por norma general, hasta ahora, ninguna decisión para ahorrar agua. Ambos partidos son conscientes de que el agua marca en estos momentos la línea del vuelco electoral, y por ello la disputa promete enturbiarse más.

Levante

Etiquetas:


Meneame Del.icio.us




Links a este post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?