miércoles, enero 17, 2007

Agua y agricultura en el foro de la Expo 2008


El 5º Foro Permanente de la Tribuna del Agua de Expo Zaragoza 2008, que tiene por título "Agua y Agricultura; claves para un futuro sostenible" reunió este martes a autoridades y expertos de toda España para reflexionar sobre el modelo agrícola del siglo XXI y sus interacciones con el agua en el escenario del cambio climático.

Una de las ponentes, la coordinadora de Análisis Económico de la DMA-Ministerio de Medio Ambiente, Josefina Maestu, hizo referencia al "Plan Nacional de Regadíos (PNR)-Horizonte 2008" y a las 300.000 hectáreas que se prevén. Al respecto Maestu señaló que la realización de estas 300.000 hectáreas "no es una cosa clara", pero indicó que "es un tema del Ministerio de Agricultura" y de las Comunidades autónomas.

Josefina Maestu destacó, además, que "de dónde vamos a sacar ese agua y cuál va a ser el impacto que puede tener el hecho de que tengamos que utilizar agua para esos regadíos, es un tema que hay que valorarlo".

En este sentido, según la coordinadora de Análisis Económico de la DMA-Ministerio de Medio Ambiente, "la cuestión está en que si se hacen esas 300.000 hectáreas, de dónde se va a sacar el agua, de manera que tenga el impacto ambiental menor posible", ya que desde el Ministerio de Medio Ambiente "tenemos que cumplir con la Directiva Marco del Agua, que tiene el principio del no deterioro". "Nosotros no podemos deteriorar nuestro medio hídrico", añadió Maestu, que apuntó también que se verá en el Plan de Cuenca, "que tiene que estar hecho en 2009".

Josefina Maestu hizo hincapié en pensar en el futuro de la agricultura, "en una agricultura viable y sostenible, respetuosa con el medio ambiente y a la vez viable desde el punto de vista económico".

Según Maestu, desde el punto de vista del Ministerio de Medio Ambiente, "estamos planteando los tipos de políticas que hay que hacer, que están un poco relacionadas con las medidas agroambientales de la Política Agrícola Común (PAC), con el tema del Plan de Choque del Regadío y con el impulso de la agricultura ecológica". "Algo que queremos seguir haciendo, pero sin utilizar más agua, porque realmente más agua no hay", aseveró.

Algunas de las preguntas que centraron el debate entre los expertos y el público fueron las de cómo minimizar las disfunciones ambientales actuales provocadas por la actividad agrícola; cómo afrontar los retos de la globalización y el libre comercio, con la reducción de subvenciones, junto con las condiciones de escasez de agua agravadas por el cambio climático; cómo asegurar el valor añadido de la agricultura y del agua; qué respuestas hay que dar desde las políticas de agua; o qué vías existen para mejorar la eficiencia en el uso y el ahorro de agua en los sistemas de riego.

El catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Albacete, Universidad de Castilla La Mancha, Alfonso Calera Belmonte, indicó que el problema del agua y la agricultura es su gestión y recordó que la tecnología ha producido "un cambio sustancial" en la agricultura, algo de lo que la mayoría de los ponentes estuvieron de acuerdo.

Otro de los ponentes, el catedrático del Instituto de Agricultura Sostenible y miembro del Centro Superior de Investigaciones Científicas CSIC, Elías Fereres, manifestó que el tema de la agricultura y el agua está "mal comprendido y requiere mucha educación entre los ciudadanos". Por su parte, el miembro de la Ejecutiva UAGA-COAG Aragón, José Manuel Penella, insistió en la labor de los agricultores, los cuales usan el agua y "la devolvemos de diferentes maneras, mediante alimentos".

El director general de Desarrollo Rural MAPA-Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Francisco Amarillo, comentó la escasez del agua y el problemas de mezclar la competencia con la globalidad, en lo que se refiere a las empresas agrarias.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, José Salvador Fuentes, se refirió también en su ponencia al futuro de la agricultura, el cual, según Fuentes, tendrá que ir acompañado de "la integración de los mercados, la mejora de las infraestructuras y la mejora de la gestión".

En este sentido, el debate cobró especial importancia teniendo en cuenta que España es el país comunitario más árido y, sin embargo, para 2015 se prevé un aumento de la demanda de agua que supondrá la captación de 9.230 hectómetros cúbicos más que los que se captaron en 2001.

España es el miembro de la Unión Europea que más recursos hídricos dedica a la irrigación: el sector agrario genera el 82 por ciento del consumo de agua del país a pesar de que supone un 3,2 por ciento del PIB y el 6 por ciento de la población activa. Los hogares españoles consumen tan sólo el 10 por ciento del agua que utilizamos y los sectores económicos, el 8 por ciento restante.

Vía, Expo2008.

Etiquetas: , , ,


Meneame Del.icio.us




Links a este post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?