domingo, marzo 12, 2006

Emafesa registra por primera vez un ahorro en el consumo de agua del área de Ferrol

Rubén Santamarta

Ferrol y los municipios de la ría ahorraron agua, el nuevo petróleo del siglo XXI, durante el año pasado, con tiempo seco en Galicia y con amenaza de sequía cumplida en la mitad sur de España. Los datos de la empresa mixta de aguas Emafesa -coparticipada por el Concello, socio mayoritario, y Urbaser- revelan que durante el ejercicio pasado desde la presa de As Forcadas hubo de soltarse menos agua para dar servicio a hogares, fábricas o comercios.

Esa cifra se traduce en servicio real en un ahorro de 449.475 metros cúbicos en los hogares y empresas de la zona (sirve a los municipios de Ferrol, Narón, Fene, Ares y Mugardos). Es, en su conjunto casi un 4% menos de lo que se consumió durante el 2005, y la primera vez que se detecta esa bajada desde que los técnicos de Emafesa realizan los controles, ya que durante los primeros años de servicio (se inició en el año 2000) hubo de renovarse el parque de contadores en las viviendas. Es así la primera vez que se detecta ese descenso con cifras oficiales. Sólo en el municipio de Ferrol, que absorbe el 49% de todo el consumo, el ahorro fue ligeramente superior a la media, un 5,3%. En los otros cuatro ayuntamientos, del 2,2%, menor por la actividad industrial y por contabilizar nuevas zonas como O Seixo.

¿Motivos de esa contención del consumo? La conjunción de varios factores: conciencia ciudadana ante la sequía, mejoras en las vetustas redes de suministro, otros servicios, y cese en la actividad del puerto exterior de Caneliñas desde el pasado mes de mayo del 2005. «Hay una mayor conciencia para reducir el gasto, pero también un control más exhaustivo ante fugas o pérdidas excesivas, que nosotros detectamos y podemos avisar al usuario», apuntan desde Emafesa.

La empresa remarca la importancia de los trabajos realizados en la estación de tratamiento de Catabois, por donde pasa todo el volumen de agua antes de trasladarlo a los hogares. Allí se pierde hoy menos líquido, y se ha suprimido una suerte de cuello de botella que mantenía esa planta al 100% de su capacidad. «Es decir, no había margen para aumentar la capacidad de servicio en caso de que aumentara por cualquier motivo», agregan desde Emafesa. Hoy su funcionamiento apenas supera el 70%, un margen «suficiente» para afrontar cualquier contingencia, que obligara a suministrar más caudal.

La intención de Concello y Emafesa es que ahora se mantenga esa ya detectada tendencia de ahorro de agua.

Más casos de ahorro:

Madrid

Vitoria

Zaragoza

Meneame Del.icio.us




Links a este post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?